imagen de referencia grupo de niños haciendo yoga
161 Views

El deporte de alto rendimiento puede ser una herramienta muy eficaz para ayudar a los niños con problemas de comportamiento a canalizar su energía de forma positiva, mejorar su autoestima y desarrollar habilidades sociales importantes.

En este artículo te contamos sobre la importancia de encontrar un deporte de alto rendimiento que le guste a tu hijo, crear un ambiente positivo y de apoyo para que pueda disfrutar de la experiencia mientras canaliza su energía. 

También puede interesarte: La psicología deportiva infantil, un eje fundamental para la formación integral de los jóvenes 

Identifica a tiempo los problemas de comportamiento en los niños

Es fundamental reconocer signos como comportamientos persistentes e intensos, así como interferencia en las actividades diarias, ya que estos pueden ser indicativos de la necesidad de ayuda profesional con un psicólogo. Los problemas de comportamiento comunes en niños afectan diversas áreas que pueden comprometer su desarrollo saludable. Entre estos problemas se encuentran: 

  • La agresividad, manifestada a través de acciones como golpear, patear o insultar a otros.  
  • El oposicionismo, caracterizado por la negativa a obedecer reglas y la constante discusión con adultos.  
  • La hiperactividad e impulsividad, evidenciadas por la incapacidad para permanecer quieto, dificultan el aprendizaje y la interacción social.  
  • La ansiedad y la depresión, síntomas como el exceso de preocupación o la tristeza persistente, pueden afectar profundamente el bienestar emocional de los niños.  

¿De qué manera contribuye el deporte de alto rendimiento en el comportamiento de los niños?

imagen de referencia de niños de Athlon haciendo yoga

Es esencial dirigir la energía de los niños de manera positiva, especialmente mediante el deporte, ya que proporciona una oportunidad para su desarrollo integral, beneficiándolos en diversos aspectos como: 

  1. Canalización de la energía: el deporte de alto rendimiento permite que los niños liberen su energía de forma positiva, lo que puede ayudar a reducir la hiperactividad, impulsividad y agresividad. 
  2. Desarrollo de valores: enseña valores importantes como la disciplina, el trabajo en equipo, la responsabilidad, el respeto a las reglas y la tolerancia a la frustración. 
  3. Mejora de la autoestima: el éxito en el deporte puede aumentar la confianza en sí mismos y mejorar su autoestima. 
  4. Reducción del estrés: la actividad física ayuda a liberar endorfinas, que tienen un efecto calmante y reducen el estrés y la ansiedad. 
  5. Desarrollo de habilidades sociales: ofrece la oportunidad de interactuar con otros niños, aprender a trabajar en equipo y desarrollar habilidades sociales como la cooperación. 

Por ello, entendemos que canalizar la energía a través del deporte no solo promueve la actividad física, sino que también contribuye al desarrollo emocional, social y cognitivo de los niños, preparándolos para enfrentar los desafíos que les depara el futuro.  

Si buscas un entorno que integre la formación académica y deportiva para tu hijo, Athlon Academy es el lugar ideal. Nos destacamos en el deporte de alto rendimiento, ayudando a los niños a desarrollarse profesionalmente en sus pasiones, al mismo tiempo que canalizamos de manera positiva su energía.  

Continúa leyendo: El deporte como herramienta de educación integral y transmisor de valores