Niños sentados alrededor de una mesa hablando
383 Views

La hidratación es vital para el cuerpo humano en cualquier etapa de su vida. Más del 60% de nuestro organismo está compuesto por agua que perdemos a lo largo del día por factores de diferente índole. De ahí surge la importancia de reponer tales pérdidas y mantener el equilibrio hídrico normal del cuerpo, pues de este depende la óptima ejecución de funciones vitales.

Muchas enfermedades presentadas en la adultez son causadas por los malos hábitos adoptados desde temprana edad. Por eso, es importante que como padre o madre le enseñes a tu hijo la importancia de llevar un estilo de vida saludable que no sólo le ayude a rendir más y mejor en su deporte favorito y en su colegio, sino que también contribuya a sentirse mejor consigo mismo.

El consumo de agua no solo se debe dar cuando tu pequeño realice actividad física, por el contrario, es algo que debe hacer a lo largo del día. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es ideal que los adultos beban entre 1.5 y 2 litros de agua diariamente. Sin embargo, este dato varía de acuerdo con factores como la edad, el sexo, la intensidad de la actividad física, la temperatura ambiental, el tipo de ropa, la cantidad de sudor liberada, entre otras.

Te puede interesar: El descanso ayuda a mejorar el rendimiento deportivo y académico de los estudiantes

Beneficios de que tu pequeño deportista se mantenga hidratado

Dos niños sentados en una mesa estudiando en sus tablet y con un termo a su lado.

¿Sabías que, mediante la respiración, la orina y la sudoración perdemos líquidos y electrolitos? Consume agua y promueve este hábito saludable en tu hijo para mantenerse en los niveles normales de hidratación mientras juntos gozan de las siguientes ventajas:

  • Limpiar su organismo liberando toxinas.
  • Regular su temperatura corporal y obtener energía.
  • Transportar las vitaminas y sales minerales que necesitan nuestras células de manera eficiente.
  • Prevenir el estreñimiento y gozar de una buena digestión.
  • Facilitar el flujo sanguíneo.
  • Lubricar sus órganos, articulaciones y tejidos, por lo que se reduce el riesgo de sufrir calambres y esguinces.
  • Dar elasticidad y un aspecto saludable a la piel.
  • Contribuir al correcto funcionamiento del sistema inmunológico, por lo que combate enfermedades.
  • Aumenta la capacidad de concentración y de memoria.

 

Encárgate de que tu hijo disfrute beber agua

Niña deportista tomando agua.

Existen varios motivos por los cuales algunas personas no disfrutan beber agua o no sienten la necesidad de hacerlo regularmente. Algunos de estos tienen que ver con su sabor neutro y poco comparable con las bebidas azucaradas que tanto se consumen en la actualidad; o por el contrario, porque perciben en ella sabores desagradables relacionados con su origen.

Sin embargo, para que esto no sea un problema, puedes añadir trozos de frutas naturales, tales como limón, fresa y menta, además de ponerla en el refrigerador para que se mantenga fresca. De otro lado, puedes hacer que sea una actividad divertida eligiendo botellas que marquen los horarios en los cuales los pequeños deben consumirla.

Recuerda que el mejor maestro de tus hijos en lo que respecta a la adopción de hábitos desde temprana edad eres tú. Si aún no realizan esta práctica regularmente, el momento de empezar a consumir agua en familia es ahora. Debes estar atento a los diferentes signos de deshidratación y no dejarlos pasar desapercibidos.

 

Te recomendamos: Causas y síntomas de la deshidratación infantil

En Athlon Academy somos conscientes de la importancia de la hidratación no solo antes, durante y después de cada entrenamiento, sino también a lo largo del día. Por eso, gracias al trabajo de nuestro equipo de profesionales, impulsamos la construcción de hábitos saludables que apoyan el rendimiento de nuestros deportistas de alto rendimiento y los lleva a la cima en cada competencia.

Conoce todos los detalles del modelo educativo de Athlon Academy