cuatro tenistas de athlon en la cancha
295 Views

Los hábitos saludables que se adquieren desde la infancia tienen efecto directo en la salud adulta. Por eso, como padre o madre de familia, ayúdale a tu hijo a que vea el estilo de vida saludable de manera positiva y divertida, enséñale la importancia de ser constante y persistente.

cuatro tenistas de athlon en la cancha

Un hábito es un comportamiento repetitivo que termina convirtiéndose en automático e inconsciente. Te sorprenderás cuánto le suma a la cotidianidad de tus pequeños, pues permite crear destrezas que contribuyen a enfrentarse a diferentes situaciones que se presentan a diario.

 

La realidad es diferente: niños cada vez más aislados del mundo real

 

Cada vez más aumenta la preocupación por el bienestar de los más jóvenes, pues el tiempo que pasan frente a las pantallas los expone a riesgos de diferente índole. Por ejemplo, su salud física y emocional es preocupante, pues se han aislado del mundo real, de las actividades al aire libre, duermen menos y han adquirido hábitos de alimentación poco saludables.

 

De hecho, según Unicef Colombia, 41 millones de niños y niñas en todo el mundo presentan exceso de peso. En nuestro país, el 25% de niños presentan exceso de peso y el 17.8% de adolescentes tienen riesgo de obesidad.

 

Te recomendamos: La influencia de padres y madres en el compromiso deportivo de sus hijos e hijas

 

 

El panorama puede cambiar: incentívalos a adoptar hábitos saludables

niña patinadora con un aro sobre la pista

Los adultos son los encargados de enseñarles a los niños una noción de cómo organizar su vida mediante rutinas. Cuando los jóvenes siguen esa ruta se sienten más seguros y equilibrados emocionalmente. De hecho, la organización es un excelente aliado a la hora de descubrir su personalidad y fortalecer las habilidades que llaman su atención.

 

Lo más interesante de esto es que adoptando hábitos saludables su vida será un poco más sencilla, pues serán más perseverantes, constantes, organizados y responsables. La ventaja principal es que podrán dedicarle tiempo a todas las actividades y entregar a tiempo todos sus compromisos escolares.

 

Te puede interesar: La importancia de los hábitos saludables y las rutinas para los niños y bebés

 

Prepara a tu pequeño para empezar un estilo de vida saludable

Existen estudios que demuestran que realizar cambios saludables y alcanzar objetivos sí es posible. Es decir, se pueden desarrollar ciertas estrategias para alterar aquellos patrones tradicionales y crear otros nuevos. Sin embargo, esta es una decisión propia en la que cada persona decide si quiere o no actuar diferente.

Niña tomando aire

Te enseñamos 5 pasos para que tú o tu pequeño adopten hábitos saludables a su ritmo:

  1. Sé consciente de aquello que haces con regularidad. Busca posibles patrones y causas de repetir comportamientos poco saludables.
  2. Define aquellos hábitos que estás dispuesto a mantener o a eliminar de tu vida. Toma esta decisión en función de cuánto te aporta a nivel físico, mental y emocional.
  3. Traza una ruta de acciones razonables y diferentes que te ayuden a cumplir tus objetivos. Ayúdate facilitando el camino a las opciones saludables, evita las circunstancias que te incitan a volver al mismo patrón de siempre.
  4. Haz partícipes a otros de tu avance, no solo para que te apoyen, sino también para que vean tu progreso y te animes a ignorar obstáculos.
  5. Persiste y valora los pequeños pasos. Ignora los pensamientos negativos que te invitan a abandonar este nuevo estilo de vida. Recuerda siempre lo emocionante y gratificante de hacer cosas para sí mismos. Mejor, registra tu progreso y autocontrólate, no te dejes llevar por recompensas inmediatas.

 

Salir de la rutina y hacer cosas diferentes le da magia a tu vida y a la de tus hijos. Recuerda que el cambio es un proceso y lo importante es seguir avanzando ¡No te detengas!

 

 

Continúa leyendo: Que las vacaciones no le hagan perder el ritmo a tu pequeño