tres niños deportisas de Athlon observando un mapa
322 Views

Una buena técnica y entrenamiento físico no son suficientes para que tu pequeño sea un deportista exitoso. Su preparación psicológica también es fundamental para asumir derrotas sin que se convierta en un suceso doloroso en su vida.

Si bien, los niños y niñas pueden atravesar momentos de tristeza, algunos pasajeros y otros prolongados, los padres juegan un papel fundamental para ayudar a superar este tipo de situaciones.

Lo principal es mantener la calma, y no empezar a abordarlos con preguntas sobre su estado de ánimo. Debes saber que las emociones que muchas veces calificamos como “negativas”, tales como, la tristeza, la ira y la angustia, no deben ser ignoradas por los pequeños, por el contrario, lo más sano es darles el lugar que se merecen y afrontarlas.

Nuestra sociedad está acostumbrada a esconder este tipo de emociones. Sin embargo, en estos casos el mejor maestro eres tú y tu ejemplo. Por eso, debes enseñarles a no temer a sus emociones, mostrarles lo bueno de reconocerlas y ayudarles a expresar lo que sienten.

Sé amigo de tu hijo o hija deportista

niño deportista de Athlon, recibiendo atención psicológica

Respeta sus momentos adversos. Es negativo forzarlos a cambiar su actitud, pues probablemente finja hacerlo, pero su dolor seguirá consumiendo su interior en silencio y sin decirte nada.

Tampoco debes obligarlo a decir lo que siente. Lo ideal es dejarlo ser y expresarse cuando se sienta preparado. Hazle saber a tu pequeño deportista que estás con él y que tiene tu apoyo incondicional. Estas acciones tienen que ver con el respeto que le demuestras a tu hijo.

En este sentido, para que tu hijo sea sincero contigo y tenga confianza en ti debes pasar tiempo de calidad con él y tener cuidado con este tipo de situaciones en las que intenta abrir su corazón ante ti. Debes cuidar lo que dices y la forma en que lo haces. Ten en cuenta que tu reacción es importante para él o ella y es la base para cimentar su relación.

 

Te puede interesar:Que las vacaciones no le hagan perder el ritmo a tu pequeño. Insiste para que entrene en esta navidad

 

No restes importancia a las emociones de tu hijo o hija

Ten en cuenta que los pequeños no sienten ni piensan como tú. Él o ella deben ver tu empatía al darle importancia a aquello que lo hace sentir de esa manera.

Debes saber cómo mostrarle el lado amable de las situaciones para que sepa que cada situación difícil es una oportunidad para aprender grandes lecciones. Además, debes asegurarte de que desarrolle su capacidad de separar lo que pasa en los diferentes ámbitos de su vida, para que lo que suceda en uno no repercuta en los demás.

Muéstrale las dificultades como circunstancias que le permiten darse cuenta de los puntos que debe trabajar con más empeño. Y que son formas de seguir aprendiendo y avanzando tanto en el deporte como en la vida.

 

Te recomendamos: 16 Consejos para padres de hijos deportistas

La importancia de lo psicológico en un jóven deportista

niño deportista de Athlon, recibiendo premios

Que los niños y niñas deportistas estén bajos de nota puede afectar su rendimiento deportivo y por tanto, su persecución de metas. Los beneficios de ser optimista hacen la diferencia en cada juego, es algo que se nota. Esta mentalidad se aprende progresivamente y, con tu ayuda, puede mostrar sus frutos en poco tiempo.

Debes incentivar a tus hijos a mantenerse activos en el deporte que le apasiona, ayudándoles a ver que su valor no depende de sus resultados. Demuéstrales que lo más importante en cada paso es esforzarse por hacer todo de la mejor manera, perseverando y confiando en su trabajo.

Acompañemos juntos el proceso de tu pequeño deportista. En Athlon contamos con profesionales conscientes de la importancia del asesoramiento psicológico hacia los niños, niñas y adolescentes para alcanzar sus objetivos y vivir una adolescencia plena.

Continua leyendo: Las expectativas y objetivos de los estudiantes de Athlon no tienen límite