Dos deportistas en una competencia de patinaje
685 Views

Las vitaminas son nutrientes fundamentales para el adecuado funcionamiento del cuerpo y ayudan a mejorar el desempeño de las actividades diarias de cada persona. En este artículo te contamos más sobre una de ellas. 

La vitamina D le ayuda al cuerpo a absorber el calcio, un elemento vital para el fortalecimiento de los huesos. Este nutriente está representado por dos compuestos: el colecalciferol (vitamina D3) y ergocalciferol (vitamina D2) que juegan un papel importante en el sistema nervioso, muscular e inmune, así podrás practicar un deporte de alto rendimiento.

La D3 se produce de manera natural en el cuerpo cuando las personas se exponen al sol, mientras que, la D2 se origina por la exposición a los rayos UVA en las plantas, hongos o levaduras. Es decir, los seres humanos podemos adquirir esta vitamina de manera sencilla (tomando el sol) o por medio de la ingesta de alimentos, como: yemas de huevo, pescado, hígado, cereal o lácteos. 

¿Para que sirve la vitamina D en el deporte de alto rendimiento? 

Diferentes alimentos con alto contenido de vitamina D

Sabemos que las actividades diarias de tu hijo demandan un alto consumo de nutrientes, necesarios para el correcto funcionamiento de su cuerpo, en etapa de crecimiento. De ahí, la importancia de consumir cierta cantidad que, depende de la edad de tu pequeño. 

Así, podrás contribuir al normal mantenimiento de la función muscular, correcto desempeño del sistema inmune y la absorción de calcio y fósforo para su desarrollo. 

También puede interesarte: La importancia de la hidratación en cualquier momento del día. 

Beneficios de la vitamina D 

  • Aumenta la masa muscular: Esta sustancia es fundamental para la musculatura esquelética, ya que ayuda a su recuperación, minimizando el riesgo de sufrir lesiones y retener grasas poco saludables. Por lo que, un déficit de esta puede afectar la práctica del deporte de alto rendimiento de tu pequeño, pues disminuye su fuerza muscular. 
  • Mejora el rendimiento deportivo: La vitamina D es clave para potenciar las habilidades durante la actividad física de tu hijo, debido a la recuperación muscular que, acompañado de una alimentación adecuada le brindará la energía necesaria para la actividad física. 
  • Fortalece el sistema inmune: Al tener un alto índice de este nutriente en el cuerpo se pueden reducir los riesgos por infecciones causadas por virus, como la gripa. 

Recuerda que, al adquirir esta vitamina de manera natural, tú y tu hijo, deben usar protector solar para evitar los efectos secundarios de los rayos UVA. Además, es importante contar con una alimentación balanceada que aporte los nutrientes necesarios para tu atleta en etapa de crecimiento. 

En el deporte de alto rendimiento, la vitamina D contribuye a aumentar la testosterona, fundamental para el desarrollo de los músculos y aumento la energía, mejorando las habilidades atléticas y facilitando la recuperación después de un fuerte entrenamiento. 

Continúa leyendo: ¿Qué es la motricidad fina y cómo desarrollarla?