Niños haciendo en ejercicio en el aula de clases
682 Views

La depresión es el segundo trastorno que predomina entre las niñas, niños y adolescentes a nivel mundial. Ante este panorama, la actividad física y el deporte se convierten en un aliado para prevenir estos síntomas. 

Una reciente investigación publicada en la revista Jama Pediatrics, demostró que la actividad física está asociada con la reducción de los síntomas relacionados a la depresión y ansiedad, en menores de edad. Este análisis incluye 21 estudios, con 2.441 participantes de diferentes edades que estaban recibiendo control y tratamiento. 

El deporte puede convertirse en un hábito que motive a tu pequeño, siendo una alternativa para mejorar este y diversos problemas de salud. Además, disminuirá las dificultades en el relacionamiento social, reduciendo la tendencia al suicidio. 

¿Cómo ayuda la actividad física a reducir los síntomas de depresión y ansiedad en los niños? 

Niños jugando partido de futbol

Practicar un deporte puede ayudarle a tu pequeño a mantener fuertes sus habilidades, mejorar la motricidad fina y permite: 

  • Liberar endorfinas: Esta sustancia que produce el cerebro puede generar sensación de bienestar. 
  • Eliminar los pensamientos negativos: Ya que la mente de los pequeños se distrae y con el ejercicio pueden encontrar momentos de tranquilidad. 
  • Aumentar la confianza: Alcanzar las metas o superar los desafíos deportivos, puede motivar la confianza de los niños y hacerlos sentir mejor con su aspecto físico. 
  • Mayor interacción social: El deporte puede darles a tus hijos la oportunidad de conocer nuevas personas, socializar e interactuar para cambiar su estado de ánimo. 
  •  Enfrentar los problemas de la mejor manera: Al estar enfocado en el ejercicio los niños encontrarán una manera positiva de ver las dificultades. 
  • Mejorar la autoestima: A medida que la fuerza, habilidades y resistencia de los menores aumenta, la autoconfianza también mejora. 

¿Cómo empezar a motivar a tus hijos? 

Niños haciendo práctica deportiva de fútbol

Busca una actividad o ejercicio que les resulte agradable de hacer para que no pierdan el entusiasmo, así no pensarán en practicar un deporte como obligación. Además, establece metas pequeñas para que no sienta preocupación si un día no logra los objetivos diarios. 

También podría interesarte: El deporte como herramienta para desarrollar habilidades de liderazgo en los niños y niñas. 

Si tu pequeño ya está en un tratamiento para la depresión y ansiedad, es importante que consultes con su médico el programa deportivo que llevará a cabo, así tendrás la certeza de que será seguro para él y contribuirás a reducir los síntomas. 

En Athlon, contamos con un equipo de profesionales que les brindan a los niños la asistencia que requiere para reforzar sus habilidades deportivas y aportar con la disminución de estos síntomas relacionados a la depresión y ansiedad. 

Continúa leyendo: Psicología deportiva infantil, un eje fundamental para la formación integral de los jóvenes.